Las trampas de luz para matar insectos son equipos pequeños con lámparas de luz ultravioleta y gran potencia eléctrica. Estos aparatos ayudan al medio ambiente gracias a que no utilizan venenos o químicos para lograrlo.

¿Cómo funcionan?

Se conectan a la corriente eléctrica y, con el cuarto a oscuras, los insectos son atraídos por la luz. Los tubos o lámparas están protegidos por una placa adhesivas o rejas electrificadas que acaban sobre todo con moscas, polilla, mosquitos y otros insectos voladores.

¿Qué tan efectivos son?

Las trampas de luz para insectos voladores, si están bien ubicadas, pueden acabar hasta con el 92% de una población de moscas dentro de un local cerrado. Por ejemplo, si existen 100 moscas los datos son los siguientes:

  • En los primeros 5 minutos acaban con entre el 20 y 30% de los insectos.
  • A los 15 minutos terminan con el 50 y 60%
  • A la hora logra exterminarse con el 100% de las moscas
¿Quieres ver un video que te ejemplifique esto? Entonces aquí te lo mostramos.